Carta abierta a los Celtics

Hola Celtics. Que absurdo saludar a una organización, quizá la más grande de la historia del deporte americano, pero hola. Quería escribiros una pequeña misiva para explicar cómo me he sentido en los últimos meses. Y creo que, una vez finalizada, mucha gente se sentirá como yo. Ahí va, mis queridos Celtics:

El resumen es que quería daros las gracias por, incluso en los peores momentos, cuando todo parece negro y el futuro nos pone a la altura de los Clippers, conseguís que nos ilusionemos. Me explico. 

Perdimos las finales de Conferencia 4-1, y aun el casi sweep, conseguisteis sacarme una sonrisa. Aquella segunda parte en Cleveland, la exhibición de Marcus y el triple de Avery. Sabíamos que dos, tres partidos después nos íbamos a ir para casa, pero esa victoria fue dulce. Sangre del rey. Unos días antes habíamos conseguido el número uno: ¡íbamos a elegir a Fultz! O no… al final no. Bueno, teníamos a Thomas, es lógico que no llegue otro base. Paciencia. El elegido fue Tatum, otro forward… 

06044613

Llegó Gordon. Llegó Morris, Baynes, Theis y se firmaron a todos los rookies, además de Larkin. Pero en nuestro interior sabíamos que con ese equipo, con lo que teníamos en ese momento no podíamos luchar con los Cavs. No aún. Y entonces Kyrie. El shock de, al mismo tiempo, conseguir uno de los mejores jugadores de la liga y perder a Isaiah fue demasiado. Tardamos semanas en aceptarlo, en acostumbrarnos a ver a Kyrie de verde y a IT lejos de Boston.

Pero cuando empezó la temporada se acabó el debate. La llegada de Kyrie fue un acierto, uno absoluto. Entonces Gordon se lesionó: no vamos a tener dos semanas seguidas de alegrías. ¿Momento de echar de menos a Crowder? No, para nada. Momento para ver a Tatum en pleno rendimiento. Para darnos cuenta que traspasar el pick hacia abajo fue otro acierto. No es otro forward, es uno especial. 

Ya no es de conseguir buenos jugadores o no; son todas las acusaciones que ha habido sobre Danny y como han tenido que cerrar la boca y esconderse allá donde no llega el wifi. Kyrie, Horford, Hayward, Jaylen y Tatum han llegado en los últimos 16 meses. Hablamos de un quinteto para hacer, fácil, finales de conferencia en el Este. Todo ha sido, en un 80%, obra de Ainge. El 20% se lo debemos a Isaiah, la verdad. 

hi-res-3693246f98d7ea81ea54ecf270647251_crop_north.jpg

Dos partidos, empezamos con 0-2. La lesión de Hayward, el shock post-traumático y un back-to-back de inicio, demasiados retos que superar. Pero se empezó a salir hacia adelante ganando a Philly o New York. Y entonces se perdió a Horford. Y luego a Kyrie. Un día nos faltó todo el big-3. Y nos pusimos 18 abajo. Y remontasteis. Todavía no sé cómo, más allá del Celtic Pride, del orgullo. Pero lo hicisteis. Y ante Oklahoma, Atlanta, Dallas… ante los Warriors cuando perdíamos por 17.

Los partidos seguían y las victorias no dejaban de llegar: 10, 11, 12… ¿hasta cuándo? 13, 14… ¿más? 15, incluso 16. Y tocó visitar Miami. DIECISÉIS VICTORIAS CONSECUTIVAS. Mitad por corazón, por Hayward, mitad por ser una defensa mejor que los Pistons de Dumars. Pero lo hacíais, noche tras noche, sorprendiendo a propios y a extraños. Que el mundo NBA no se fije en nuestro equipo tiene sentido: nadie entiende porque Smart es tan bueno si no ve los partidos, si solo box-scoreas a la mañana siguiente. Pero las televisiones nacionales tenían que hablar de este equipo. 

Horford jugando el mejor baloncesto de su carrera, Jaylen dando no un paso adelante, si no dieciséis. Irving con el cuchillo en los últimos minutos, Tatum siendo clave desde el primer día. Baynes y Theis como aciertos, Morris anotando, Ojeleye siendo Semi, Rozier dando pruebas de su madurez. Todos rindiendo como nos gusta a los aficionados: dando la vida por el equipo. Y luego estás tú, Brad. Porque aunque no lo sepas aún (y Wyc no te dé beneficios), eres el dueño de la franquicia. Tienes las llaves del Garden y de nuestros corazones. 

stevens.jpg

Fuiste la primera gran noticia tras la salida del big-3. Y a día de hoy, sigues siendo nuestro gran motivo para sonreír: tenemos muchos, algunos como Tatum, Kyrie o Jaylen. Pero estás por encima Brad. Por encima de todo. En 15, en 20 años, cuando hablemos de los Celtics, hablaremos de Red, de Bill, de Larry, de Paul y de Brad. Vas a marcar una época en este equipo, en esta franquicia. En tu casa. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s